La producción de acero inoxidable vuelve a crecer en 2010 y lo hace con una cifra récord